Por Roba Whiteley, Directora Ejecutiva, Together Rx Access


Abril está aquí. Los nuevos brotes están saliendo y las plantas están floreciendo. Y es un buen momento para hacer limpieza de primavera y dejar su casa limpísima. ¡Es bueno para su casa y bueno para su salud!

Aquí hay algunos consejos útiles (y saludables) para la limpieza de primavera.

  • Libre su casa del polvo. El polvo en la casa agrava algunas alergias. Pásele la aspiradora a las alfombras, limpie las cortinas, las persianas, los muebles, los aparatos electrodomésticos y las paredes para quitar la mayor cantidad de polvo posible. En vez de usar un plumero, use un paño húmedo o un sacudidor seco especial que atrape el polvo de las superficies. Limpie las esquinas del piso, a lo largo del piso, y debajo de los muebles para atrapar la pelusa. La forma más eficiente de limpiar es empezar con los techos y las paredes, seguir con las ventanas y los muebles, y terminar con los pisos.
  • Cambie los filtros y limpie los ductos de ventilación. Es una buena idea limpiar o cambiar los filtros del aire acondicionado o de la calefacción que acumulen polvo y suciedad. Además, limpiar los ductos de ventilación y las rejillas puede ayudar a reducir la exposición al polen y a otros alérgenos transmitidos por el aire.
Spring Cleaning
  • Elimine el moho de los baños y otras áreas húmedas. El moho es un hongo que puede provocar reacciones alérgicas y causar ataques de asma a aquellos que sean susceptibles a éstos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) recomienda que se use una mezcla de cloro y agua para quitar y matar el moho. El abrir las ventanas y las puertas para dejar entrar el aire fresco también puede ayudar a eliminar la humedad. Finalmente, si no ha cambiado la cortina de baño o el forro de la cortina de baño desde hace tiempo éste puede ser un buen momento para hacerlo.
  • Limpie su chimenea. Esto puede reducir el riesgo de exposición al monóxido de carbono. Si no se limpian las chimeneas con frecuencia, el monóxido de carbono se puede acumular en la casa y puede resultar en enfermedad o muerte repentina de personas o mascotas.
  • Limpie su botiquín. Deseche los medicamentos que hayan vencido y medicamentos por receta viejos que ya no use. Sin embargo, no bote las medicinas sin usar o que no quiera en la basura ni las bote por el inodoro, porque esto podría causar graves riesgos a su familia. Una forma de deshacerse de las medicinas de manera segura es participar en programas de devolución de medicinas. Estos programas ofrecen una forma segura de desechar las medicinas que sobran y reducir la probabilidad de ingestión accidental. Para más información, visite www.disposemymeds.org.
  • Bote los materiales tóxicos y productos de limpieza viejos. Registre su sótano y garaje para buscar latas de pintura, disolventes, aceites, tintes, y otros materiales tóxicos. También, revise debajo de los fregaderos o lavabos para ver si hay productos de limpieza que puedan ser dañinos y deshágase de ellos. Los departamentos de recogida de basura de muchas ciudades tienen sitios donde puede dejar productos que contengan desechos peligrosos.
  • Si es posible use productos de limpieza no tóxicos. Los productos de limpieza para el hogar pueden ser fuente de contaminantes en su casa. Muchos de los productos de limpieza contienen sustancias químicas dañinas que pueden causar dolores de cabeza, problemas respiratorios, o empeorar otros problemas de salud. Use algunas alternativas que sean ecológicamente sanas como los limpiadores caseros que usan vinagre, bicarbonato y limones y que lo pueden ayudar a ahorrar dinero. También puede comprar limpiadores no tóxicos que estén hechos con ingredientes naturales. Busque etiquetas que digan que son productos “sin petróleo”, “biodegradable” o “sin fosfatos.”

Fuentes:

http://www.cdc.gov/nceh/lead/publications/final_companion_piece.pdf
http://www.cdc.gov/healthyhomes/
http://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/library/allergy-library/cleaning-tips-for-allergy-and-asthma-sufferers.aspx